La leyenda de Tristán e Isolda, originaria de la poesía medieval francesa del siglo XII, se hizo más popular en el siglo del romanticismo, el XIX. Una trágica historia de amor adúltero entre un caballero de Cornualles (Tristam) y la princesa irlandesa Isolda (Yseult). Está inspirada en varias historias celtas y, la historia que ha trascendido a nuestro tiempo, está muy influenciada por la gran versión de R.Wagner llevó a escena como Ópera.

Algunos antropólogos remontan su origen a la tradición oral que combinó mitos ancestrales y folclore en los tiempos de dominación vikinga de la isla de Irlanda (siglo X), durante el periodo del Reino de Dublín.

Isolda ofrece el filtro de amor a Tristán de John William

La versión escrita más antigua es del siglo XII conservada en algunos fragmentos de varios poetas provenzales. Sería Godofredo de Estrasburgo, en el siglo XIII, el que uniendo esos fragmentos a otras partes de una versión escrita por el anglonormando Thomas de Bretaña realizaría la primera versión completa de la historia.

La leyenda de Tristán e Isolda de Godofredo:

Aunque existen numerosas versiones, especialmente entre el siglo XII al XIII, el trasfondo es una historia de amor entre Tristán, un joven caballero, e Isolda, conocida como “la blonda” (la rubia) debido a que en la historia hay otra Isolda, la de las manos blancas.

Tristán, sobrino del rey Marco de Cornualles y caballero de la Mesa Redonda, recibió el encargo de acompañar a la futura esposa de su tío a sus tierras, la princesa Isolda. Se resume bien este encargo en un fragmento del texto en el que el rey Marco ejecuta su orden al joven:

(…) Toma este anillo, que es un signo del enlace entre ella y yo, y cuando llegues a tierra, preséntate como un comerciante de seda y telas, de modo que ella pueda ver el anillo. Entonces sabrá que mi corazón la saluda y que sólo ella puede darle consuelo, y que si nada hace moriría.

Durante el camino a Cornualles ambos beben un filtro amoroso por accidente y se enamoran apasionadamente no pudiendo resistir sus deseos y traicionando a su señor. El romance escapa a todas las normas morales de la época, llevando los sentimientos de los personajes al límite.

leyendas españa tristan
Isolda bebe la poción; famosa ilustración de Aubrey Beardsley

La versión de Wagner:

La princesa irlandesa Isolda, tras encontrar a su prometido asesinado, se topa con un extranjero herido al que cura. Se hacía llamar Tantris, aunque era en realidad Tristán. Isolda descubre que este ha sido el asesino de su amado y trata de matarlo con una espada… pero Tristán la mira fijamente a los ojos y no puede ejecutarlo. El caballero huye pero regresa poco después para secuestrarla y llevarla en su barco para que se case con su señor, el rey Marco de Cornualles, su tío.

Isolda ya en el barco junto a su sirvienta planea su venganza: dar de beber a su captor un veneno letal para acabar el. Cuando Tristán visita a las damas en el barco, Isolda le hace beber la poción, pero antes de que se la termine, arrepentida por lo que acababa de hacer, se la quita de las manos y termina de bebérsela ella misma. De repente, la sirvienta se da cuenta de que no era veneno lo que habían bebido, si no una poción de amor.

leyendas españa
Escena de la poción, por John Duncan

Ya en el castillo del rey Marco, cuando este sale de caza, hace una señal a Tristán para que acuda a sus aposentos. Los amantes se reúnen y se declaran mutua pasión, deciden verse cada noche utilizando esa misma señal: cuando Isolda apague el fuego de su brasero.

La criada de Isolda, Bragania, siempre atenta para que no sean descubiertos no logra una de esas noches despertar a los amantes antes del amanecer, y son descubiertos en el lecho por rey Marco, al cual se le rompe el corazón al ver a su amada Isolda y su querido sobrino juntos. Tristán se reta contra uno de los caballeros, y amigo personal suyo, del rey, llamado Melot y es herido de muerte. Pero no muere, si no que es llevado a otro castillo lejano para curarse de sus heridas y alejarlo de Isolda.

Edmund Blair Leighton

Días después, la irlandesa, acude a ese castillo y Tristán al verla, se arranca los vendajes en un rapto de deseo y muere cuando Isolda se presenta a su lado justo pronunciando su nombre: “Is…sold…”. Entonces la princesa se derrumba a su lado. Justo en ese momento llega también el rey Marco, el caballero Make (gran amigo de Tristán) y la Brangania, que debieron de seguir los pasos de Isolda. Al entrar en el castillo se encuentran con Isolda llorando sobre el cadáver de Tristán.

Brigania se confiesa ante la escena, había sido ella la que cambió la poción de su señora al saber el vengativo plan que tenía. Tras la confesión, Isolda, se reincorpora… mira a Tristán y muere de amor (literalmente Liebestod).